Skip to main content.

Thursday, May 09, 2013

El engaño de Yeei: Gana dinero en redes sociales (publicando sin que te des cuenta)

La primera vez que supe de Yeei fui escéptico: "es una red que tiene decenas de miles de influenciadores en twitter y facebook, los cuales publican naturalmente en sus redes, y este servicio tiene buen CTR" dijo mi jefe. Yo no conocía Yeei pero de inmediato me sonó como raro el tema, no me parecía creíble lo que prometían. Luego me hicieron una presentación y aunque me siguió generando desconfianza, por lo menos parecía razonable lo que prometían: "contamos con X número de personas inscritas, podemos prometer un número determinado de clics por tanta plata". 

Para agencias de medios puede sonar atractivo como una fuente novedosa y efectiva de clics, razón por la que mi jefe les iba tragando cuento. Me inscribí en Yeei para conocer cómo funcionaba a finales de febrero, y como resultado de eso ya no sólo no me parecía creíble como agencia sino como usuario, ya que por cada clic pagan apenas unos 3 o 4 centavos de dólar. Es decir, si uno quiere hacerse unos pesos con yeei tiene que tener una audiencia monumentalmente grande y adicionalmente venderse cual guaricha de la 22. No thanks

Monday, August 09, 2010

Los métodos de Tigo

Ya he hablado varias veces sobre cómo las empresas de celulares se aprovechan de la buena fe de sus clientes para robarlos suscribirlos a servicios que no han solicitado. También de como un ex-abogado de una de ellas nos confesaba que ellos saben (lo estudian y todo) que apenas el 10% se da cuenta de que los están robando en un error en la empresa, y reclaman.

Pero hay empresas que se descaran.

A mi Tigo me cae bien. Tengo una línea con ellos hace más de dos años, tiempo en el cual pasó de ser mi línea secundaria a la que más uso. Sus tarifas son lejos las mejores, los "parceros" hacen que un minuto celular cueste $2.5, así como los "bacanos" y los días Tigo hacen que el saldo rinda mucho. Tanto así que desde hace unos meses cambié mi plan prepago por un plan control, para aprovechar la muy buena tarifa de internet 3G que ellos ofrecen. Desde hace poco uso el servicio de 30 SMS por $220, lo que hace que el saldo rinda mucho más todavía.

Pero así como hacen muy bien las cosas por el lado de las tarifas, por el lado de las promociones lo hacen muy mal. Rayando en la mala fe. "Lo que hacen con la mano lo borran con el codo" dice el refrán.

Ya había hablado de los backtones que le meten a la gente "por derecha" y de sus insoportables SMSs de spam. Pero ahora veo que (y seguramente aprovechando algún vacío legal que no se los prohíbe) están usando los mensajes de operador para hacer suscribir a la gente a cosas casi que engañados. Así funciona:

tigo,estafatigo,estafatigo,estafa
1. ------------------------- 2. ----------------------3.
1. Llega este mensaje. Dice "si acepta le cobramos". Hay dos opciones: Aceptar , atrás. Escojo la segunda opción.
2. Entonces me sale esta pantalla. Si selecciono "página de inicio vuelvo a la anterior, así como si doy "atrás". Entonces no tengo otra que elegir "opciones":
3.La opciones son: "seleccionar" (que es lo mismo que elegir página de inicio) y salir, que es cerrar las opciones y volver a la anterior. Es decir: no tengo opciones. Estoy atrapado.

Cualquier cosa que haga hará que llegue a la pantalla inicial, y habiendo agotado las opciones y por descarte cualquiera escogería "Aceptar", donde se suscribiría a un servicio que ni conoce, ni ha solicitado, y del que no tendrá idea de salirse después. Tigo tiene cerca de 4 millones de usuarios. Si (por decir cualquier cosa) el 10% le da aceptar sin mirar, facturan $144.000.000 en segundos. Qué baloto ni que nada. Y sabemos que es mucho más del 10% el que escoge "aceptar".

La solución: Botón rojo. Eso cierra el mensaje y elimina todo peligro de suscribirse.

La pregunta es: ¿qué porcentaje de usuarios lo hará? Es más, tratándose de un mensaje de servicio del operador uno tiende a darle "aceptar" sin leerlo. Como cuando uno cambia la SIM y le dice "nuevo móvil encontrado". ¿usted se imagina a su mamá ante ese mensaje?* Al menos usted ya sabe qué hacer si le llega.

No dudo que sea muy cercano al 10% ese porcentaje.

Gracias Tigo por las buenas tarifas. Siento que tengas que recurrir a estas técnicas rastreras para facturar unos milloncitos adicionales. Ojalá algún día o dejes de hacerlo o de necesitarlo. Se te ve feo.

Monday, March 22, 2010

Viví la experiencia IMAX

IMAX Bogotá - Publicidad - Share on Ovi
Nada bueno puede venir de una publicidad donde te anuncian una estampida de elefantes
La primera vez que oí la palabra IMAX fue en 1997, en Barcelona. Confieso que no tenía la menor idea de qué era eso y ni siquiera intenté entrar, era demasiado costoso para mi presupuesto de mochilero vaciado.

Unos 11 o 12 años después de ese primer encuentro llegó el IMAX a Colombia. El IMAX es un sistema de proyección de cine que consta de una pantalla desproporcionadamente grande, una calidad de imagen y de sonido que no tienen comparación con los sistemas más conocidos para ver cine. La cinta es de 70mm, mientras que el que hemos visto toda la vida es de 35mm*. Dicen las malas lenguas que producir un minuto de película en este formato cuesta millones de dólares. Pero para no aburrirlos con detalles técnicos, abúrranse mejor en el artículo de la wikipedia sobre IMAX.

Mi primera vez en IMAX fue para ver avatar en 3D, hace unas semanas. Quedé impresionado con el sonido, el realismo del 3D y el tamaño de la pantalla**. El IMAX 3D requiere de dos proyectores, lo que según la wikipedia implica gran complejidad técnica. Un rollo de 45 minutos pesa 140kg y mide 4.5km.

Este sistema tiene apenas unas 200 salas en el mundo, y la de Bogotá es una pocas que hay en latinoamérica. Dicen que vienen otras dos en camino: C.C. San Martín y Titán Plaza. Lo que lleva al primer punto: la ubicación de la sala. Lo que voy a decir va a sonar muy snob, pero Plaza de las Américas queda en el carajo de lejos. Claro, hablo desde mi punto de vista, así que corrijo. Plaza de las Américas ME queda en el carajo. Estoy seguro que a quienes viven en Kennedy, en reciprocidad, Unicentro les parece lejísimos. Y así, todo es relativo. En todo caso San Martín es mucho más cerca, y esperemos que Titán Plaza lo sea aún más. Hablo desde mi propia conveniencia, claro.

El segundo lunar del IMAX en Colombia: el sistema de venta. Aquí nos tienen muy mal acostumbrados; el cine es relativamente barato si se compara con otros países, podemos comprar las boletas por internet e incluso la mayoría de las salas tienen las sillas numeradas, cosa que no pasa en muchas de las salas de los países del primer mundo, mire usted. Pero como el IMAX pertenece a un grupo de inversores diferente a los monopolios que controlan la proyección de cine en Colombia (Cine Colombia, Cinemark y Procinal) y como sólo tienen una sala, decidieron delegar el sistema de venta de boletas con tuboleta.com. Gran error, porque no sólo encarece el costo final (tuboleta cobra una desproporcionada comisión) sino que no es posible seleccionar el puesto.

Uno, -mal acostumbrado que está- ya selecciona desde antes el lugar porque sabe que las primeras filas son un desperdicio de dinero. Debería ser ilegal vender un asiento a cine en las 3-4 primeras filas. No es físicamente posible que la visión periférica abarque una pantalla a tan corta distancia. Es un robo. Y en IMAX -conozco casos- es aún peor. Si te sientas en las primeras filas sencillamente perdiste tu tiempo, tu plata y tu viaje. Es por eso que poder seleccionar el puesto es clave, ya que tuboleta te vende el tiquete pero el lugar te lo asignan "aleatoriamente" cuando llegas al cine. Y yo soy de los que se ganan ese tipo de rifas: el de la primera fila. No gracias.

La única forma de tener un silla "decente" es comprar la boleta en la taquilla del teatro. Es decir: pegarse el paseo hasta el otro extremo de la ciudad sólo para comprar la entrada para otro día, ya que el éxito de la sala hace que las funciones se encuentren vendidas con mucho tiempo de antelación. La ventaja de ser los primeros.

Eso hice el sábado con mi novia. Nos pegamos el viaje única y exclusivamente a comprar la boleta. Son un par de km a pie, una hora de transmilenio (de pie y completamente aprisionados) y otro km entre la estación y el centro comercial que afortunadamente se puede hacer en bicitaxi. Un trayecto que no se aleja mucho de las 2 horas, el precio de no "ser un todoterreno".

Mientras hacíamos la fila oímos unos gritos. Salía una pareja (papá, mamá e hija de unos 8 años, aterrorizada) siendo retirados de la sala por el personal de seguridad. El papá enfurecido tiró las gafas al piso y las pisó, y la mamá desafiante gritaba "venga y me las quita" cuando le dijeron que tenía que devolverlas***. Veíamos en la puerta que toda la sala silbaba y gritaba, pero no los dejaban salir.

Minutos después salió una multitud enardecida gritando "esto es una estafa" y corriendo hacia la taquilla a reclamar el dinero de vuelta. Mientras tanto relataba lo que pasaba en twitter [1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6] y por hacer este video en vivo en qik perdimos el lugar en la fila. Preferimos esperar un par de horas hasta que se calmaran las cosas, asumiendo que para el martes ya se habría solucionado el problema.

En el video sale ful1to, compañero de trabajo quien casualmente estaba en la infame proyección. En el video cuenta lo que pasó con detalle, y mucho mejor que yo.

Lo que pasó: hubo un problema técnico y la imagen era borrosa, así como el sonido no estaba sincronizado con la ya incoherente imagen. Mejor dicho: un fracaso. No lo pudieron solucionar y cancelaron las funciones de las 6:30 y las 9:00 PM.

Uno entiende que estas cosas pasen. Fuimos comprensivos todo el tiempo, y hasta nos reímos de la situación. Pero mi paciencia se esfumó cuando fui agregado al grupo de los perjudicados por la incompetencia de esta gente. Lo que no les puedo perdonar es la respuesta, cuando luego de haber comido y vuelto a hacer la fila por una media hora, nos dejan llegar a la taquilla y nos dicen que no están vendiendo boletas. "Señorita, pero si es para la función del martes", suplico. Su respuesta fue "no, es que el sistema no me permite hacerlo". Le expliqué todo lo que ya saben: que crucé la ciudad sólo para comprar la boleta, que no tenía la menor intención de perder el viaje y el tiempo que había invertido, y que le pusiera un poquito de sentido común a la situación. Su respuesta fue algo así como "de malas", acompañada del popular "por eso le digo" y el "si fuera por mi", finalizando con la excusa del sistema. Sólo faltó el "yo sólo sigo órdenes".
IMAX Bogotá pisoteando sus clientes

Después es que uno nota el mensaje subliminal de la publicidad: el IMAX de Bogotá pisotea a sus clientes.


Viví la experiencia IMAX, y ni de vainas lo vuelvo a hacer. El Cinemark de San Rafael es cerquita, cuesta menos y sobre todo: funciona.

Que conste, queda advertido. El IMAX es toda una experiencia, pero en ningún momento dicen que vaya a ser una experiencia agradable.

Wednesday, November 12, 2008

Patton 10 - Grandes Corporaciones 0 (Bonus: review Tigo 3G)

Tigo lanzó recientemente su servicio 3.5G (HSDPA), buscando competir con Comcel, el hasta hace poco amo y señor de la conexión de alta velocidad para celulares. Lo hizo de forma agresiva, como ha sido su constante, ofreciendo una velocidad mucho mayor y promociones como la de navegar ilimitado por un día a precios muy asequibles. La tenían para GPRS por $2.000 (no sé si aún) y ahora para 3.5G por $9.900.

También lanzaron un novedoso servicio de streaming de TV por la red. No es lo mismo que DVB-H (el estánder de TDT para dispositivos móviles) pero bueno, es novedoso. Lo ofrecen como un paquete aparte y un día por algo así como $2.000. Suena muy atractivo.

Quería entonces probar las maravillas del 3G de Tigo para compararlas con las del 3G de Comcel. Y la experiencia no fue la mejor.

Esto va para largo. Si tiene paciencia: "El post sigue aquí"

Sunday, September 21, 2008

Se aprovechan de nuestra nobleza (2)

Hablaba en el post pasado sobre los planes de los operadores celulares y de cómo se aprovechan de la inocencia de sus usuarios para "exprimirlos" al máximo, pero no quise profundizar en el tema de la navegación por internet móvil para no hacerlo más largo de lo que ya era.

En Colombia tan sólo Comcel (desde hace unos 9 meses) ofrece conexiones de alta velocidad vía celular (3.5G o HSDPA). Esta tecnología permite velocidades de transferencia de hasta 14Mbps y está al nivel (y hasta mejor) de los servicios ofrecidos en Europa y Estados Unidos. No sé que velocidad alcance en Colombia, se le agradece el dato al que lo tenga. Desafortunadamente la competencia (de nuevo las fuerzas de la competencia y del mercado) no ofrece las mismas ventajas y se conforman con una "humilde" conexión EDGE-GPRS (2G), que son las que ofrecen Movistar y Tigo por el momento. Porque se promete 3G para Diciembre. Lo que esperamos desate una feroz guerra de tarifas entre los operadores que termine beneficiándonos con tarifas muy bajas, lo que nos permitirá llenar de intrascendentes videos de nuestra vida privada que a nadie interesa en tiempo real, vía qik y twitter.

Hace unos meses participé como blogger en un blog colaborativo en donde recibí un computador multimedia (aka teléfono celular) para contar mi experiencia (junto con otros reconocidos bloggers) con el mismo. Y una de las tendencias con mayor crecimiento en todo el mundo es por el lado de la conexión a internet vía celular, y con un potencial muy grande. Para mí un teléfono que no tenga wi-fi es prácticamente inútil y la tendencia es a que todos los fabricantes incluyan esta tecnología en sus equipos, pero eso es en parte debido a que las tarifas de navegación por demanda por medio de los operadores es desproporcionadamente costosa: $14/kb (US$0.007) por comcel (HSDPA), $14/kb en Movistar (GPRS) $9/kb Tigo (EDGE). Lo aprendí "the hard way" un día haciendo este post: "el chistecito" (2273kb) me costó $35.640. Y dos megas no son es NADA para Internet.

Tigo en Colombia ofrece un plan de $14.400 ($7.2) con unos generosísimos 4MB, es decir a $4 (US$0.002) el kb. Movistar ofrece uno muy similar (en lo tacaño y caro) con 5MB por $15.900. (US$8) Comcel. Sin embargo la promoción "navega" de Tigo (enviar un SMS al 818 con la palabra navega) es excelente: navega ILIMITADO un día por $2.000. (US$1) (no olvidar enviar "cancelarnavega al 818 para que no cobren $2000 diarios). Lástima que sea GPRS/EDGE, pero al menos ha permitido conectividad a internet en casos de emergencia, es lo mejorcito que hay por el momento. Ojalá cuando ofrezcan velocidad HSDPA conserven la promoción. Movistar en Venezuela ya hace pruebas de 3G, esperemos que lleguen pronto a Colombia, donde se espera se facturen US$7.100M en 2013. Ya se rumoran tarifas de 3G de Tigo.

Por el lado de planes ilimitados no estamos tan graves: Tigo ofrece 500SMS e internet ilimitado por $57.600 (US$29), Movistar por $55.600 (US$28) y Comcel por $80.900 (US$40.5) para GSM, $100.900 (US$50.5) para 3G. Comcel tiene la sartén por el mango por ser el único con 3G, esperemos que cuando Movistar y Tigo lo implementen las tarifas (sobre todo para internet por demanda) se reduzcan significativamente. La masificación de conexiones a internet por celular es una realidad y el primer paso lo dio el iPhone. Que a propósito, había oído que lanzarían planes especiales para el hijo prodigio de Apple con énfasis en datos, pero no los encontré en ninguna parte por el lado de Comcel, porque Movistar si lanzó unos muy cómodos (250 minutos, 250MB y otros por $74.900) (US$38), poniendo internet y iPhone al alcance de muchos. Bueno, el plan a eso, hay que añadir $910.900 (US$455) del equipo (8GB), $1'132.900 (US$565) por el de 16GB. iPhone. Eso si, mientras no sea cierto lo que dicen que el iphone captura las actividades de sus propietarios sin que lo sepan.

En Chile un plan ilimitado vale $100.000 (US$50) con Claro, para servir de referencia. En México con Telcel es aún peor, el internet ilimitado con el iPhone lo ofrecen por $280.000, (US$140) solo el internet. Luego aquí aplica el dicho "mal de mucho consuelo de tontos", que si por allá llueve por acá no escampa. Todos hijos de Slim, por cierto. En España el operador Simyo ofrece ~$75.000/mes (US$38) por 5GB.
Vodafone prepago: 75MB ~$57.000 (US$28) La velocidad promedio en España llega casi a 1Mbps/s. Aquí dudo que llegue a los 100kbps, pero habría que hacer el estudio.

Podemos ver que las tarifas en los países analizados están incluso por encima de las de Colombia, aunque la comparación no es posible por las diferencias en poder adquisitivo y demás. No tengo datos de internet por demanda en dichos países, aunque si bien es cierto el único que ofrece 3G en Colombia por el momento es Comcel, y sus tarifas están a la par con las de Chile e incluso por debajo de México. Esperemos que la presión de los competidores haga que las tarifas bajen, como pasó con internet y con la telefonía celular.

En la medida en que la demanda crezca, confío en que así sea.
Locations of visitors to this page