Skip to main content.

Friday, July 15, 2011

¿al fin qué? ¿bicicleta o carro?

Ford Explorer Colombia 2011

No es secreto para muchos por aquí que soy un "entusiasta" (eufemismo para intenso) con el tema de la bicicleta como medio de transporte. Llevo seis años hablando con regularidad del tema, y ya perdí la cuenta de la cantidad de personas a las que he convencido que es mejor en bicicleta. Tantos, que me animaron a que documentara toda esa experiencia en algún lado (y en esas ando).

Ya son 18 años los que llevo usando la bicicleta como mi medio principal de transporte en Bogotá. Son tantos los posts que he escrito aquí que es una categoría importante en este blog, y algunos pensarán que este blog no debería llamarse "Patton en el país del sagrado corazón" sino "Patton y el monotemático blog sobre su bicicleta".

Entonces cuando algún fabricante de carros me presta un carro para que "le de una vueltica" y me ven todo entusiasmado con el tema, la pregunta obligada es: "¿al fin qué? ¿bicicleta o carro?". Con cada préstamo que me hacen me queda más y más claro: Para ciertos desplazamientos relativamente cortos (corto para mi son unos 8 a 15km) dentro de la ciudad grande en horas de oficina, definitivamente (en términos de eficiencia) no hay ningún otro medio mejor que la bicicleta. (eficienciaen términos de tiempo y dinero). Lo era hace 18 años cuando comencé a irme a la universidad en bicicleta, y cada día el tiempo me da más la razón en una ciudad completamente atorada con carros y obras inconclusas como Bogotá.

Monday, June 13, 2011

La costumbre de twittear la placa de los taxis

Tweet de la_Leoncia

He notado que algunas personas tienen como hábito enviar a sus seguidores en twitter la placa del taxi tan pronto se suben al mismo. Supongo que habrá gente que lo hace en Facebook, aunque no lo he visto, al igual que en sus Blackberries o su MSN, qué sé yo. En la mayoría de los casos no dicen más, ya todos sabemos lo que significa que alguien escriba una placa como su estado: "va en un taxi".

La idea es que si algo les pasa (paseo millonario, atraco, secuestro, violación), les brinda la sensación de seguridad de que por lo menos saben la placa del taxi. En principio suena a una medida de seguridad eficaz, pero pongámonos a pensar en ciertos puntos:

  1. Rara vez el tweet con la placa va acompañado de otro diciendo "ya llegué". Entonces no hay forma de saber si la persona llegó bien a su destino o no. Dudo que si lo están atracando le den tiempo de decir "un segundo mando un tweet".
  2. No hay un responsable directo sobre las acciones por tomar. Cualquiera podría responder ante una emergencia, pero en realidad nadie sabría ni cómo tomar la decisión de hacerlo, ni cuándo. No hay una jerarquía -por así decirlo- de toma de decisiones ni responsables de tomarlas. Usted deja el tweet, suelta esa papa caliente tipo "ustedes verán si me dejan morir". Se tiene fe mijito.
  3. OK, supongamos que se establece una convención en la que si al cabo de X minutos no ha dicho que ya llegó es que se encuentra en alguno de los terribles escenarios antes descritos. ¿Qué hacemos? En masa llamamos a la policía a decir, "a @fulanito le pasó algo, dijo que se había subido a tal taxi (que por cierto, nunca dicen el lugar donde tomaron el taxi ni el destino) y no ha dicho nada". ¿Qué cree que va a pasar? ¿Cree que le van a poner atención a la llamada? Ok, supongamos que sí, dado el Trending Topic en que se convirtió tras desenfrenados y eficientes RTs. ¿Cree que van a poner barricadas en toda la ciudad, van a reinstalar al bloque de búsqueda para buscar ese taxi? ¿Cree que van a encontrarlo? Recuerde, esto no es una serie policíaca gringa. Y siento desilusionarlo, pero en realidad ese tipo de cosas no se ven ni siquiera en las ciudades donde se supone que pasan las historias de esas series. A menos que sea el presidente, pero el presidente no toma taxis. 
  4. Claro, es posible que sea Trending Topic, que los tweets tengan cientos, tal vez miles de RTs. Que usted se convierta en la estrella del momento y tal vez hasta duplique sus seguidores. Pero aparte de que todo el mundo estará leyendo que usted no aparece no pasará nada diferente a que todos estarán esperando (con morbo, y admito que sería uno de ellos) una noticia, que muy probablemente vendrá de usted: "Muchas gracias por su preocupación, gracias, ay, es que me quedé sin batería, lo siento". 
  5. Bien, supongamos que en efecto lo están secuestrando (ajá, sí) y por cosas de la vida y la gran conmoción, alguien ve el taxi. ¿Qué espera que haga? Llamar a la policía será igual de inútil, ya lo vimos en el punto dos... no van a hacer nada, y de hacerlo lo más probable es que su reacción no será lo suficientemente ágil. ¿Entonces? Sólo le queda esperar que aparezca Jack Bauer, cierre el taxi, y con una cauchera "neutralice" a los "malandrines" y lo rescate, finalizando con la completamente lógica explosión del taxi, hongo atómico incluido, claro. 

Por supuesto que publicar la placa del taxi puede llegar a ser útil, no me malinterprete. Puede servir para que usted ponga el denuncio ante la autoridad competente, la cual iniciará una exhaustiva investigación, que indefectiblemente culminará con el arresto de los sospechosos, su judicialización, enjuiciamiento y condena, como suele suceder en estos casos gracias a nuestro ágil y confiable sistema judicial. Contando, claro, con que las placas del taxi no sean falsas o "gemeleadas", pero tranquilo, eso no se le ocurriría a ningún taxista dedicado a cometer actos criminales. También servirá para que ponga el denuncio y su banco tal vez hasta le devuelva su plata.

¿Entonces? Fresco, no me tome a mal, no tengo nada en contra de que ponga la placa del taxi, es su twitter, usted verá. Lo que intento decir es que sería más efectivo si se lo enviara por SMS o mensaje directo a su esposa, novia, mamá, o acudiente, incluso a usted mismo. A alguien a quien realmente le importe y se preocupe por usted. Los que lo seguimos en twitter por más buenas intenciones que tengamos, para serle honesto, no podemos ayudarlo. Twitter puede ser muy bueno para muchas cosas, pero no creo que esta sea una de ellas.

Y si publicar la placa de un taxi en Twitter lo hace sentir más seguro, no lo culpo. La sensación de seguridad en nuestras ciudades hoy viene siendo toda una necesidad, aparte de algo casi utópico.

Tuesday, March 29, 2011

Mándame un inbox

Facebook inbox blackberry messenger

La popularización de ciertos adelantos tecnológicos trae consigo la adopción en el lenguaje cotidiano de sus términos. Así como cuando la gente empezó a hablar en masa por el msn, se generalizó el término "nos hablamos por el messenger" para referirse a cualquier servicio de mensajería instantánea, sea Gtalk, Skype, Yahoo Messenger o incluso el de los Blackberry, quienes astutamente le pusieron el popular apellido.

Con el tiempo degeneran los términos, pero bueno, digamos que esas son las evoluciones normales en la jerga, supongo que pasa en todos los idiomas y ha pasado siempre, debe ser algo normal.

Pero como dice el dicho, "una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa". Una cosa es que adoptemos y modifiquemos palabras para referirnos a un servicio, y otra es que degeneremos los términos para resultar diciendo -si se toma literal- un completa estupidez.

¿Qué carajos es mandar un inbox?

Si usted ha vivido debajo una piedra estos ultimos últimos meses, "mandar un inbox" es el término con el que se refieren a enviar un mensaje por el servicio de correo de Facebook. Inbox traduce en español "bandeja de entrada", que es donde se consultan dichos mensajes. Si analizamos detenidamente la frase, literalmente, "enviar un inbox" imposibilitaría que pudiera recibir la respuesta. Una forma de responder a tan insólita solictud sería: "si te envío mi inbox ¿dónde recibo tus respuestas?"

Si quiere ponerle mayor contenido de “sabrosura” a la oración, agregue al final “al feis” que traduciendo literalmente, sería “envíame tu bandeja de entrada a la cara” mientras uno piensa para sus adentros "ganas no me faltan"

Hay más.

"Nos chatiamos por el pin"

(sí, porque no dicen chatear sino chatiar)

 ¿qué carajos es chatiar por el pin?

De nuevo, para el señor que vive debajo de la piedra... la frase se refiere a que se van a hablar por el cliente de mensajería instantánea de Blackberry, llamado Blackberry Messenger. PIN es el número único que identifica a los usuarios de tan sobrevalorados y populares celulares. De nuevo, piense un segundo en lo que acaba de decir. ¿Chatiar por el pin?. No pues si quiere nos leemos por el código postal. Si quiere nos hablamos por el número telefónico.

Pues, sin pretender sonar a Cleóbulo Sabogal, a viejo chocho, o a que estoy jugando al papá del social media (que ya no demoran en sacar sus antorchas y acusarme de que les estoy diciendo cómo deben hablar), usted lo podrá decir cómo le dé la gana, sólo cumplo con decirle que la frase "chatiarse por el pin" no tiene el más mínimo sentido, así como mandarse un inbox. ¿qué tan difícil es decir "nos hablamos por el messenger del BB" o algo por el estilo? Hasta sin el apellido, por el contexto se sabrá que si dice "nos hablamos pro el messenger" se sabrá que se refiere al messenger del tiesto ese.

Así que cuando diga "mándame un inbox" o "nos chatiamos por el pin" deténgase un segundo a pensar en la estupidez que acaba de decir. Sin mencionar, claro, lo guiso que se ve diciéndolo. [Oh, wait]

Si quiere hacerlo, no soy nadie para detenerlo. Pero por mi parte haré uso de mi legítimo derecho a perderle el respeto.

Wednesday, February 18, 2009

Twitter está aquí y aquí se queda


(cc) Mollyparker en flickr
Hablaba hace unos días sobre el uso que le doy a twitter. Twitter cada día toma más y más relevancia en el ámbito mundial. Para empezar, el presidente de los Estados Unidos es una de las personas que más seguidores tiene, y fue factor importante en su campaña; lo usó para mantener informados a sus electores, mientras su rival no sabía usar un computador. La ventaja de twitter por sobre servicios similares en internet es la inmediatez. Como lo dice un video que da una explicación sobre twitter para principiantes: "Es como enviar 10.000 SMSs en un segundo". Los mensajes llegan a muchos de forma instantánea, y bien utilizado puede resultar muy útil. Para la muestra unos botones.

Esta semana ha habido cuatro eventos importantes que tal vez marquen o marcarán el crecimiento (muy a pesar de algunos) de twitter en la región. También sirven de ejemplo para explicar qué usos prácticos se le pueden dar a twitter. No sólo sirve para procrastinar, no.

Primer evento
Twestival. Un evento que se realiza en decenas de ciudades del mundo, de forma simultánea, para recaudar fondos para una obra social en Africa. En Colombia se realizó en Bogotá y Medellín. Con bastante éxito. Miles de personas hacen una convocatoria, se reúnen y recaudan miles de dólares por una causa.

Segundo evento
El twestival y de paso twitter son mencionados en El Tiempo, y han sido objeto de artículos en Semana, Cambio, Shock ... así como lo fueron los blogs en su momento: los medios hablan de las nuevas tendencias y buscan la forma de controlarlas o usarlas en su beneficio, usualmente sin éxito porque no logran entender o integrarse a la dinámica particular que tienen.

Al parecer todavía hay gente (y mucha) que todavía lee y cree lo que dicen los periódicos*, lo que explica en parte que algunos por acá hayamos recibido un número inusual de nuevos seguidores esta semana.

Tercer evento
El Godaddy-gate o el caso de Cvander.
Christian Van der Henst, uno de los personajes latinoamericanos más reconocidos, creador de Maestros del Web y Foros del Web, es víctima de un robo de identidad. Los que lo hacen saben lo que hacen: toman control de su cuenta de gmail y por ahí mismo toman control de todos sus servicios: su dominio, su hosting, y por ahí mismo buscaron controlarlo todo. Christian sigue el conducto regular y godaddy sigue el suyo, lo que lo iba a llevar a trámites burocráticos que tardarían meses y que le costarían su lugar en internet y de pronto hasta su -rumorada- fortuna. Acude a la solidaridad de la gente en twitter, y logra que miles y miles de mensajes de apoyo (y que de paso no dejan bien parada la imagen de godaddy) presionen hasta lograr recuperar su dominio en menos de un día.
El caso (que está mucho mejor explicado y con más detalles aquí) de cvander será un hito, un caso de estudio sobre el impacto de twitter y la presión que pueden ejercer grupos de personas, del voz a voz y una comunidad de usuarios informada, y como las empresas deben aprender a funcionar bajo estas nuevas dinámicas.

Cuarto evento
El popular ciclista estadounidense Lance Armstrong es víctima de un robo (sí, allá también roban) y lo pone en conocimiento de sus 140.000 seguidores en twitter, quienes retransmiten el mensaje a sus seguidores. ¿millones lo leerían? A mi me llegó. Dos días después uno de ellos avisa que encontró la bicicleta y la entrega a la policía. Lance lo confirma horas después: todo sucedió mientras el corría la 4ª etapa del Tour de California: es posible que nos hayamos enterado antes nosotros que él mismo de la noticia.

Twitter ya es un fenómeno en Estados Unidos y es cuestión de tiempo (3,2,1 ...) para que se popularice aquí. Esperemos (soñemos) con un uso sensato, y que por amor a Dios no se las arreglen para reenviar FWD vía twitter. Por fortuna siempre estará el "unfollow" ;).

Por cierto, si aún no lo hace, sígame en twitter ;) http://twitter.com/patton. E invite a sus amigos.

Wednesday, December 24, 2008

Reflexiones sobre Twitter


(c) michaeluyttersp en flickr

Hace poco cumplí un año utilizando twitter. Recuerdo recién empezaron a hablar de esta herramienta cómo lo critiqué y juré por las cenizas de mis antepasados que en la vida usaría semejante bobada. ¿a quien le interesa saber qué estoy haciendo? ¿A quien le importa que me estoy lavando los dientes?

Twitter es una herramienta que permite transmitir ideas cortas en 140 caracteres a muchas personas y de forma casi instantánea. ¿por qué 140? Porque son los que caben usualmente en un mensaje de texto de la mayoría de los celulares. ¿en qué se diferencia de un chat? En que los puede leer cualquiera, en cualquier momento: son como conversaciones públicas.

Sin embargo algún post de alguien me causó curiosidad y entré a ver "qué es lo que tanto hablan". Como la gran mayoría, al principio no entendía nada de lo que pasaba y mis primeros twitts fueron el tradicional "aprendiendo a usar twitter" y "Esto es como un chat". Poco a poco fue entendiendo como funcionaba el asunto y me enganché. Tanto, que twitter es el culpable (como ya se había dicho antes) de que muchos blogs ya no publiquen con la frecuencia con que solían hacerlo antes. Me incluyo.

De twitter se ha hablado muchísimo. Y es por oleadas, incluso hace poco lo mencionaron en prensa en El Colombiano y en otros lados. Fue tema de un panel en Campus Party Colombia, el cual puede escucharlo en su totalidad en los archivos de ALTAIR. Si hay algo claro de twitter es que no tiene reglas para su uso: es decir que cada quien le da el uso que se le venga en gana. En efecto, si lo quiere utilizar para decir que se está lavando los dientes puede hacerlo, pero también sirve para muchas otras cosas. De ahí que sea tan difícil de explicar cuando le preguntan a uno ¿y qué es twitter?, porque es una herramienta a la que se le pueden dar infinidad de usos.

Es por eso que voy a compartir lo que yo he aprendido de twitter en este año, lo que pienso de él, y los criterios que uso para seguir o no a alguien. Es decir: es el uso que yo le doy a twitter y de ninguna manera pretende que sea el que le debería dar la gente a twitter. Como decía atrás, cada cual hace de su twitter un candelabro y de la misma manera, cada quien sigue a quien quiera bajo sus propias leyes personales.

Usos, buenas y malas prácticas


Utilizo twitter para comunicar ideas concretas.
Lo que pienso sobre una noticia en desarrollo, reacciones a opiniones de otros, compartir o comunicar algo que acabo de hacer, ver o de pensar. La gran ventaja que tiene twitter es la inmediatez con que el mensaje llega a los demás, y es en lo que se basa en gran parte su éxito: Es concreto e inmediato. Twitter ha "chiviado" con frecuencia a otros medios de internet por su rapidez. Por ejemplo la liberación de Ingrid Betancourt se supo unos 10-15 minutos antes de que algo saliera en El Tiempo.com (y por cierto: colapsara y se pasaran a twitter). He llegado al punto de no volver a ver noticieros, con twitter basta para enterarse de las noticias más importantes, y sin comerciales.
Locations of visitors to this page