Skip to main content.

Archives

This is the archive for January 2009

Monday, January 26, 2009

Sólo 15 de 55 combinaciones posibles sirven para evadir el pico y placa.


CVY o "como voy yo", tomada del grupo de placas de carro de Colombia
Anunció el alcalde Samuel Moreno la medida de extender la medida de pico y placa (restricción a la circulación de vehículos en ciertos dias/horarios basados en el último número de la placa) al horario de 6AM a 8PM. Mejor dicho: a todo el día. Se veía venir. Así como algún día se hará también los fines de semana y en carretera. Es casi que de lógica: hay muchos más carros de los que nuestra infraestructura puede recibir.

Para quienes leen este blog desde hace tiempo no es un secreto que desde hace 15 años mi medio principal de transporte en Bogotá es la bicicleta, y que la defiendo como la mejor alternativa para desplazamientos cortos. Repito mucho la frase "es mejor en bicicleta", casi como un eslogan o un mantra. Lo hago porque creo firmemente que para mis desplazamientos diarios, es mejor en bicicleta. Mucho he hablado del tema (hasta un reciente post en inglés hice) y he comprobado que el tema de transportarse en bicicleta sigue siendo asociado con factores económicos por encima de los prácticos. Es decir: el que se mueve en bici es porque es pobre y no porque sea mejor hacerlo así. Vivimos en una sociedad donde aparentar es lo más prioritario, donde el tener un carro es más un símbolo de estátus que una verdadera necesidad. Con sus peros, claro.
Ni hablar (porque ya lo hice) de la SUVs o camionetas, renovada forma de diferenciarse de la chusma.

Y no es que me oponga a los carros ni que me caigan gordos. No. De hecho, me gustaría tener un carro para irme de paseo y hacer viajes como el que hice en noviembre. Sigo el WRC, la F1 y la Nascar. Lo extraño cuando salgo de noche con mi novia. Y no desconozco que hay muchos que realmente necesitan su carro, para transportar cosas o por cuestiones prácticas. El carro es la mejor alternativa para movilizarse en muchos casos, eso no se puede desconocer. Que en mi caso particular la mayoría de las veces no lo sea, no quiere decir que sea así para todos.

Pero es que ese porcentaje (en mi viciada y poco objetiva opinión) es muy, muy bajo. Muchísima gente no necesita realmente el carro para sus desplazamientos diarios, o le iría mejor si lo hiciera por otros medios: a pie, transporte público, bicicleta, etc. Eso no lo digo yo, sino que lo repitió por años Peñalosa con todos los estudios que soportaban la afirmación. Pero también entiendo perfectamente que mucha gente prefiere comprar un carro y sobrellevar todos esos costos extra**, sólo por no usar el transporte público. Yo también lo evado lo mejor que puedo porque tampoco lo encuentro como una alternativa mejor. Muchas veces no es más rápido y las congestiones e incomodidades de transmilenio o bus urbano no compensan las del vehículo particular. Mejor dicho: si movilizarse en carro particular no es eficiente, en bus/taxi lo es aún menos. No muchos están dispuestos a sobrellevar el casi humillante servicio de transmilenio, y eso que es en muchos casos más digno que el de los buses corrientes.

Y para que la gente (la que puede hacerlo) dejar de usar el carro particular eso debería ser diferente. Debería ser mejor negocio movilizarse en transporte público, como suele serlo en aquellos países de donde copiamos sus modelos de transporte.

Ahora Samuelito, el alcalde menos popular que haya tenido Bogotá (del que tenga memoria), el que goza de gran diversidad de apodos como bobolitro*, Samuel el bobito, Torombolo, Alcalde Diamante, y no se cuántos más ... sale con esta bastante impopular medida -anunciada un sábado, vaya uno a saber porqué-, tal vez buscando bajar su popularidad a niveles nunca antes vistos. Y encima con la promesa de que será "sólo por dos años". Me recuerda el impuesto del 2xmil (que luego se duplicó) que era también temporal. El mismo alcalde que nos prometió metro, recordando a Lyle Landley en "Marge contra el monoriel pero sin la gracia y buen hablar de Lyle. (Ricky Mandino en español)

La más grande consideración que tiene la medida es que le gente buscará comprar un segundo carro (los que sólo tienen uno) para evadir la medida y seguir su vida normalmente. Y la verdad me preocupa, porque eso sí que contriburía al colapso del transporte en la ciudad. Y lo veo probable. Lo curioso de la medida es que la hacen porque van a hacer muchas obras:

teniendo en cuenta que Bogotá será escenario en los próximos 2 años de la más grande intervención de la infraestructura en toda su historia, y que existe una crisis en la movilidad que requiere ser mitigada con urgencia para mejorar la calidad de vida de los habitantes


Pero no mencionan las que se viene haciendo desde que asumió la alcaldía en calles que no las necesitaban y encima las dejan mal hechas y tardan meses en terminarlas. Por así decirlo, porque muchas veces quedan sin terminar.

Se me encendió el bombillo y pensé: "si rotan aleatoriamente los números de pico y placa desestimularán la compra de un segundo carro, ya que no tendría sentido tener un segundo carro, soy un genio". Pero me puse a jugar con excel y encontré que mi idea no era tan brillante. Pero sí encontré algo que le puede interesar a muchos: las combinaciones de placa que le sirven a los interesados para poder tener dos carros y poder usar al menos uno todo un día. Supongo que los concesionarios tendrán una tabla similar, pero al no encontrar nada parecido en internet la publico. ANACUPRO que es uno.

Hice una tabla con todas las combinaciones posibles (con el modelo de rotación que creía iba a solucionar el problema) e hice unos hallazgos importantes:
Placas
Hay tan sólo 5 grupos posibles.
- 15 combinaciones de placas no se cruzan nunca, o sea que son las únicas que servirían para evadir la medida.
- 10 combinaciones en 5 de los 10 escenarios presentan un conflicto a la semana.
- 10 combinaciones presentan conflicto un día a la semana.
- 11 combinaciones presentan conflicto un día a la semana y encima en 5 escenarios lo hace dos veces a la semana.
- 10 combinaciones presentan conflicto dos veces a la semana.

Supongo que las combinaciones que le interesan son las 15 que no se cruzan nunca, con el modelo actual:
Carros terminados en 0 y 4, 0 y 5, 0 y 6, 1 y 5, 1 y 6, 1 y 7, 2 y 6, 2 y 7, 2 y 8, 3 y 7, 3 y 8, 3 y 9, 4 y 8, 4 y 9, 5 y 9

Y las 10 que se cruzan en la mitad de los escenarios:
Carros terminados en 0 y 3, 0 y 7, 1 y 4, 1 y 8, 2 y 5, 2 y 9, 3 y 6, 4 y 7, 5 y 8, 6 y 9

De los anteriores los que con la combinación actual (iniciando el lunes en 7-8-9-0, vigente hasta el 30 de junio de 2009) tienen la suerte de sumarse a la lista de las 15 que nunca se cruzan, son 0 y 3, 1 y 8, 2 y 5, 4 y 7, 6 y 9

La fórmula es sencila: son los separados por 3, 4 o 5 números. Es decir: Si un carro termina en 0, el otro debe terminar en 4, 5 o 6 para que pueda darse el lujo de tener carro todos los días de la semana. Si usted es de aquellos que no puede dejar de usarlo nunca, claro.

Entonces la única forma de desestimular la compra de un segundo carro es volver completamente aleatorio el pico y placa, o por ejemplo que un semestre sea "impares": 1-3-5-7 Lunes, 2-4-6-8 Martes, algo así. Pero no me imagino la confusión, así que tal vez la mejor opción sea que nuestro poco apreciado bobolitro que tenemos por alcalde cumpla lo que prometió (la movilidad y el metro eran su bandera y miren no más el secretario de movilidad que nombró) en su poco elegante campaña de desprestigio de su rival para ser elegido, y así los Bogotanos puedan dejar los carros en casa por elección propia, por conveniencia. Como debería ser.

Por lo pronto, me da igual. Para mí sigue siendo mejor en bicicleta1.

Sunday, January 04, 2009

La revancha cachaca


Así lucía esta tarde, y así ha lucido toda la semana

Por estas épocas el tema inicial de conversación en programas de radio, noticieros y entre quienes nos quedamos en la ciudad en que nacimos y nos vio crecer, es siempre la misma: que el tráfico es una dicha. Por lo tanto nadie pide plata en los semáforos*. El ruido de la ciudad es casi inexistente. Las calles vacías, al igual que el comercio, supermercados y en general: Bogotá parece una ciudad desierta o que se aproximara un asteroide, todos hubieran evacuado y que los malditos no nos hubieran avisado. Por momentos la Bogotá de esta semana me recuerda "I am legend"**

Para completar, el clima parece el de otra ciudad. Hace calor. Amanece el cielo completamente azul y se mantiene así todo el día, con las heladas a la madrugada del día siguiente***. Esto no necesariamente es del gusto de todos, pero bueno, que no llueva es algo que la mayoría -y en especial quienes usamos la bicicleta como medio principal de transporte- apreciamos.

Las calles, encima, limpias. Los bancos, vacíos. Cualquier desplazamiento o diligencia que se haga tomará la mitad del tiempo. Es que hasta el transmilenio está vacío. El viernes hice un corto desplazamiento a las 5PM y para mi sorpresa: los buses vacíos.

¿dónde están el desorden, la suciedad, la agresividad, la antipatía, el frío, el caótico tráfico?

En sus ciudades de origen o de vacaciones.

Locations of visitors to this page