Skip to main content.

Archives

This is the archive for March 2008

Wednesday, March 26, 2008

Lo importante no es ser sino aparentar

Ya lo decía el popular "Papuchis". Y sí que tenía razón. Ya había dicho en otros posts insistentemente y corriendo el riesgo de ponerme repetitivo, monotemático y ser catalogada como otra de mis múltiples chocheras .... vivimos en una sociedad arribista y excluyente hasta más no poder.

Y no es que sea algo nuevo lo que estoy diciendo, otros bloggers han apuntado a que esto no es de ahora sino desde los tiempos de la colonia, en donde solo los "puros de sangre" podían acceder a ciertos privilegios, el resto eran criollos y esclavos. Hoy en día persiste esa despreciable tendencia de querer diferenciarse como sea de la plebe. Las sociedades de Manizales y Bogotá, (por mi poco objetiva observación) junto con las de las principales ciudades de la costa atlántica, se caracterizan muy especialmente por estar muy pendientes de demostrar más linaje y poder económico que los demás. Es por eso que usan jergas sofisticadas, ropa importada, pertenecen a clubes sociales, viven pendientes de los apellidos y se vuelven kitsch, adquieren un loft, son minimalistas, veganos, expertos en sushi, enólogos, sommeliers y entre muchos otros pequeños (y grandes, a propósito de snobs) detalles está el del medio de transporte.

Desde los tiempos de la colonia (post de trejos) el que tenía carro tenía poder y prestigio. En ese entonces eran tres carruajes en Bogotá: El del Virrey, el del Arzobispo y el de los Marqueses de San Jorge. A lo mejor desde entonces nuestros tatara-n-abuelos implantaron en nuestros genes un singular resentimiento/deseo por obtener ese objeto que los haga ver como si fueran más que los demás. Luego Ford se inventó el automóvil particular que vendría a largo plazo a derretir los polos y cambiar la economía mundial, y entre otras cosas ... el tener un coche seguía siendo cosa de pocos privilegiados.

El auto seguía siendo cuestión de prestigio. La industria del automóvil evolucionó y creó diferentes tipos de coches para que la gente tuviera el prestigio acorde a su entorno: de ahí el Cadillac era relacionado con negro emergente en la USA de los 50s, los gangsters usaban sendos Ford nosequeaño ... usted entiende la idea ... y así, dice mi madre que mi abuelo tuvo un Ford 35. El único carro de la Zipaquirá de entonces, claro.

La idea es que el poseer un carro ha sido desde siempre un asunto de prestigio, muchas veces por encima que por su evidente utilidad. De unos años para acá ... los precios de los carros están por el suelo. Hay sobreoferta de carros, y no sé si habrá notado que ya no caben por las calles. Porque ahora cualquier fulano puede comprarlos. Porque todos quieren ser "dotores" y tener un afiche que diga en la primera línea "La universidad XXX otorga el título de .." y como parte del paquete de ser alguien en la vida está el poseer un carro. Es el proyecto de vida de muchos, el sueño de miles que con su primer trabajo adquieren su primera deuda para tener un cochecito que los diferencie de los demás (así se demoren más o no lo puedan pagar, pero eso es otro cuento).

Como ahora casi cualquiera puede comprar un carro ... ¿qué pasó? El gen del arribismo sigue presente en nuestro ADN y hace de las suyas: diferenciarse por la gama del carro. Y todo esta introducción es para sentar mi más sentida protesta por la completamente absurda proliferación de SUVs que observo en las calles. Lo noté el día sin carro, lo noté una mañana que debí esperar media hora en la 106 con 9a a las 8AM a que me recogieran .... que cantidad tan impresionante de camionetas tipo narco-toyota que hay ahora. Los SUVs son aquellos carros que son caros, -no de lujo, pero caros- y que se caracterizan por ser grandes. Motores de 4 litros (y más), baúles de metros cúbicos, asientos reclinomáticos y con masajes.... para qué? Para ir de la oficina a la casa, al centro comercial y ... a la casa. No es que tengan finca a la que tengan que llevar bultos de insumos con frecuencia, o que salgan de viaje y requieran una 4x4 para acceder a escarpados lugares aislados por barriales impenetrables y trochas donde solo mulas y tractores pasan, cual comercial de SUV. No. Las usan para ir a su oficina en la 72.

Y no es que me moleste que la gente los tenga, ni que (me anticipo a Lucas) mi deseo reprimido sea tener un adefesio de esos y esté respirando por la herida. No. Es el porqué los tienen, sus razones: que los compran para mostrar poder, por diferenciarse. Para poder (si, usted señora) poder echarle el carro al indio ese que no tuvo sino para un automóvil, para poder ocultar su innata incapacidad para conducir... y bueno, tal vez pueda resultar útil para sortear las muy desbaratadas calles/trochas Bogotanas. Pero poniéndose la mano en el corazón .... ¿Qué porcentaje realmente necesita una bestia de esas?. Yo no creo que sea mayor al 5%. Y eso siendo optimistas.  

Yo lo veo por el lado ecológico/económico. Soy ingeniero, soy de funcionalidad y de optimizar costos y recursos. Esas bestias de 4 litros emiten 4 veces más gases contaminantes. Esas bestias consumen 4 veces más gasolina que un compacto, y la gasolina por lo que he visto en los cartelitos de las bombas... barata no está. Esas bestias ocupan más espacio en parqueaderos (y requieren más tiempo de ellos y de los demás para salir de los mismos), en las calles, en todas partes. y sabe una cosa? No las necesitan. Sólo las tienen para demostrar que son mejores que los demás. Porque somos una sociedad arribista y de apariencias.

Ni hablar de las camionetas de platón con una lona tapándolo, que podría jurar que un mucho casos ni sabrán como se quita. O los más extremos que les polarizan los vidrios, para demostrar aún más prestigio y poder. O de los que salen como si nada el día sin carro, desafiantes ... queriendo gritar al mundo: "yo estoy por encima de las leyes y de los demás". Y bueno, de hecho así fue... conté al menos una docena de camionetas circulando como si nada el pasado 7 de febrero, como la de la foto. Y es que así es nuestra sociedad.

Aquí no nos importa nada diferente de ostentar posesiones materiales, que el jean chevignon, que el iphone, que la narcoburbuja .... porque hemos sido desde siempre una sociedad excluyente, donde el que tiene (o aparenta tener) es alguien y el resto es nadie. Y tal vez por eso, justamente por eso ... es que estamos como estamos.

Monday, March 10, 2008

Medelink 2008


Terminó ayer Medelink 2008. Para ser muy sincero no tenía idea de su existencia (la del evento) antes e incluso estando allí entendía poco de qué se trataba el asunto. Iba invitado por la cápsula con otros bloggers a un foro titulado "de publicaciones independientes digitales" a tratar temas relacionados con los blogs y esas weás.

Medelink me soprendió, en especial por la participación. Si bien sería inocente no tener en cuenta el factor de que la entrada fuera gratuita y que la gran mayoría de la gente fuera motivada por ver música electrónica en vivo (y de nuevo, gratis), igual convocar más de 10.000 personas a un evento, por gratis que sea ... es una hazaña, algo muy valioso. Vaya a ver si un evento con similares características en otras ciudades contaría con una participación tan masiva. Me da algo de envidia ver como ciudades como Medellin tiene iniciativas tan productivas y con tan buena aceptación del público.

Me gustó. El sitio (orquideario, jardín botánico) es hermosísimo, aunque me parece cuestionable el impacto ecológico de eventos con música a alto volumen en un sitio que se supone es santuario para fauna y flora, pero por otro lado sería un desperdicio no darle un mayor uso a semejante belleza de lugar. El evento lleva músicos de todo el mundo, y con un factor común: son independientes. Su música es producida bajo licencia creative commons (igual que éste blog) así que la organización no tiene que pagar derechos de autor a nadie, lo que no creo que signifique un ahorro muy importante en dinero pero lo que vale es el valor que le da a la promoción de la cultura de compartir abiertamente sin que eso signifique no poder vivir de eso. Y así era todo: bajo una filosofía de paz y amor y entrega desinteresada que como bien dijo Victor Solano en su post sobre el evento (el cual es mucho más completo que éste, recomiendo leerlo) parecía un woodstock criollo1.

El día "académico" (sábado) inició con una conferencia de Cristobal Cobo, un profesor-conferencista que habló sobre la web 2.0. Para algunos resultó repetitivo y chocante la excesiva teorización, pero eso no invalida el tratamiento del tema como una introducción para los neófitos. Hubo disenso conceptual sobre su visión y aplicación de creative commons, entre otros ... pero bueno, trajo su aporte y experiencia hablando sobre el tema que habrá sido constructivo para buena parte del público asistente. Por la tarde los bloggers que íbamos para el foro grabamos blogotemático, fue bastante entretenido el asunto... ahora si les entiendo cuando dicen que "es una conversación entre amigos". Y sí, no se lo pierda. Luego fue el foro, el cual empezó bastante ladrilludo con lo que quedó pendiente de la conferencia de Cobo, pero que poco a poco se fue soltando (y menos mal finalmente pudimos tener acceso a internet en la mesa) y al final resultó una discusión amena, cordial, divertida... tanto así que a algunos de nosotros nos pareció que las tres horas que duró el foro se pasaron volando .... aunque intuyo que no fue asi para muchos porque al final éramos más panelistas2 que público. Sin embargo si quiere tomar el riesgo el foro completo lo podrá ver en video en la cápsula. Cualquier cosa que diga aquí sobre lo que se dijo en el foro se quedará corta a lo que usted pueda ver en video. Llamó la atención el interés que despertó el tema en varios periodistas de medios tradicionales (un holandés y una que asumimos es de algún diario de Medellín), la "buena onda" y relativa alineación de criterios entre los bloggers que participamos, aparte de que sirvió (a propósito de cumbres) como la primera del secretariado general de la "mafia caramelo". Mil gracias a Martín Giraldo y todos en la cápsula por la invitación y esperamos haber sido útiles en algo al éxito del evento.

Queda el registro gráfico en flickr, del "calor del momento" en twitter (por cierto: muy útil para estas cosas) y otras reacciones en el post de Victor Solano.

Saturday, March 01, 2008

No me lo creo

Para los lectores habituales de este blog no es secreto que me encantan los realities y programas de concurso. Fui fervoroso seguidor de "el desafío 2007" y el 2006, 2005, y todos .. Expedición Robinson, El Jugador, etc. Mi favorito es "Amazing Race". De los antiguos, como muchos, crecí viendo "compre la orquesta", "el programa del millón", "quiere cacao", "telematch", "guerra de estrellas", "el precio es correcto" y una cantidad de concursos muy buenos, que casi que marcaron nuestra generación. Mi interés -aparte de haber crecido viéndolos- debe tener origen (seguramente) en que mis papás participaron en "Concéntrese" cuando yo ni había nacido, estaban recién casados... en esos tiempos la TV era en vivo, y bueno, le fue muy bien a mi Mamá: arrasó con todos los premios y con eso compraron no se que cosas, algunas incluso creo que aún las tenemos más de treinta años después.

Sufro con los realities porque tengo esa tendencia anacupresca a desear que el bien triunfe sobre el mal, que el bueno de la película se quede con la protagonista, y esas cosas. Y bueno, sufro porque el poder de la televisión sobre la gente es tan grande que puede llegar a influir sobre el comportamiento de toda una nación, como bien nos lo ha demostrado la TV privada desde que se apoderó de las audiencias.

Hay de unos meses para acá una "nueva ola" de programas de concurso. "El jugador", "Nada más que la verdad", entre los que recuerdo. Mi afición por estos programas ha pasado de ser simple espectador a participante. Participé en "Cazadores de la fortuna" en 2000, y en 2004 en "Quien quiere ser millonario". Allí cuando iba por cinco millones, mi terquedad me hizo "ranchar" en una respuesta y bueno, me fui con un millón. Por terco. Y algo aprendí de la experiencia: al menos identifiqué que efectivamente soy terco como una mula.

Fue precisamente allí que me quedó "la espinita" sobre la honorabilidad de estos concursos. Y ahora con "El poder del diez" (que como bien anotaban debía llamarse "potencias de diez") y con "¿Sabes más que un niño de primaria?" mi "suspicacia" crece.

En estos concursos siempre hay un delegado de "alcaldías locales", antes "rifas juegos y espectáculos". Desconozco la legislación pero me late que es asunto de ETESA. Cuando estuve en cazadores de la fortuna la "delegada" era amiga de Jota Mario, recuerdo que cuando la presentó le mandó un beso (al aire, en chiste) que quedó registrado en cámara e hizo que repitieran ese pedazo. O sea, en ese caso particular pusieron un paparote por cumplir el requisito. Uno en el set aparte de que está cagado del susto, pues no se atreve a cuestionar nada, uno es un ente que a duras penas medio reacciona. Hay un factor común: estos delegados siempre están dentro del público. Y ven lo mismo que el público y casi lo mismo que el televidente: lo que los productores quieren que uno vea.

Pero ya los concursos no son de papelitos detrás de neveras ni de cartoncitos detrás de "pacheco deme la D". Ahora son subjetivas preguntas de conocimiento general, rebuscadas preguntas que se supone sabe un niño de 10 años y uno no, y la campeona: "un grupo de Colombianos que contestó la encuesta". Y los delegados: entre el público. Y todo manejado por computadores.

En "Quien quiere ser millonario" a uno como participante1 le hacen una entrevista de una hora (o más, no recuerdo) en la que le preguntan esta vida y la otra. Le averiguan la infancia, le preguntan todo lo que ha hecho en su vida, y de ahí supongo arman un perfil sicológico y de background educativo, de paso. ¿Para qué?. No tengo las pruebas para sustentar esta afirmación, pero por lo que viví (y por el testimonio de otros participantes) las preguntas están diseñadas a la medida de cada participante. Es decir: la entrevista es para saber hasta donde quieren que uno llegue y con que tema/pregunta pueden corcharlo. ¿no ha notado que cuando es una persona de origen humilde las preguntas son ridículamente simples y cuando es alguien más preparado que un kumis le preguntan de física cuántica? ¿O le preguntan de una novela de moda que obviamente el tipo nunca se ha visto? Bueno, eso pasa porque las preguntas están hechas a la medida de cada participante. Y el delegado, entre el público.

En "El poder del diez" la barrita sube y baja y sube y baja ... para darle emoción y drama a la cosa, claro ... pero .... el delegado entre el público. ¿quien garantiza que esas encuestas efectivamente se hayan hecho?2. ¿quien garantiza que no manipulen los datos de la encuesta a su conveniencia? ¿usted cree que alguien se va a ganar los mil millones?. Ellos saben lo que el participante ha puesto antes de poner la payasada esa de la ruedita que sube y baja ... es un programa de computador donde en un segundo pueden poner el número que se les de la gana. Y el delegado, entre el público.

En "¿sabes más que un niño de primaria?", fíjese bien y verá que los micrófonos de los niños tienen soporte en la oreja, pero en los adultos es de los de solapa. En España hubo gran escándalo porque descubrieron que los niños tenían un audífono. La producción negó que les soplaran las preguntas, pero ...y de nuevo, no tengo las pruebas ... pero me parece sospechoso que los niños sepan la respuesta exacta a unas cosas que me perdonarán pero las guacas, un niño de 10 años no se sabe esa respuesta, y menos los seis niños del programa. Y de nuevo, allí les podrían cambiar las preguntas a su acomodo, vaya uno a saber que pasa en esa misteriosa cabina de producción. Y el delegado, entre el público.

No me lo creo. Tengo la sensación (quisiera tener las pruebas, pero no las tengo) que estos programas hace lo que se les da la gana y manipulan a los televidentes, a los concursantes, a los televidentes, al público y de paso al delegado, representante de los organismos que los deberían controlar más efectivamente. Los entes de control de estos programas de TV (ETESA?) deberían ponerse las pilas y ejercer efectivamente la vigilancia sobre la producción, estar en el cuarto de control donde manejan las preguntas del "poder del diez", de la de los niños de primaria, de quien quiere ser millonario y en general de todo programa de concurso, porque me parece que se aprovechan de su nobleza y que no ejercen ese control de forma efectiva. Todo sea porque haya equidad y justicia, porque yo soy de los que va por el bueno de la película y quiero que termine con el corazón de la protagonista.

Porque no me lo creo. Claro, pueden ser solo chocheras, suspicacias y conspiparanoia mía. Pero me parece que nos están metiendo los dedos a la boca, y no solo en los noticieros.
Locations of visitors to this page